jueves, 27 de diciembre de 2007

ORIGEN DEL NOMBRE MEXICO

México significa “en el ombligo de la Luna”. Del Náhuat “Metztli” (luna) y “xictli” (ombligo). Los aztecas lo pronunciaban “Meshico”. Los españoles lo escribían “México” ya que no existía la pronunciación de la “j”.

Cuando cambió la grafía de la “x” a la “j” se le empezó a llamar “Méjico” pero se siguió escribiendo “México” lo cual es válido pues la Real Academia de la Lengua permite excepciones para nombres propios.

Tenochtitlán ciertamente tiene una explicación muy clara y sencilla, desprovista de inútiles artificios: «Lugar del Tenochtli, Nopal de Tuna dura». El cactus tradicional en la dura roca nacido, es un Glifo muy antiguo de los Misterios arcaicos, el signo Mágico y Místico de la ciudad.

México, palabra clásica Pre-Colombina, se puede y hasta se debe traducir así: «La Ciudad que está en medio del Lago de la Luna».

No está demás en este tratado recordar el hecho de que el vecino pueblo de los Otomíes, siempre designaba a esta señorial ciudad por el doble nombre de «Anbondo Amadetzana».

El término «Bondo» en riguroso Otomí, quiere decir «Nopal», «Amadetzana» significa: «En medio de la Luna».

El águila triunfante posada sobre el nopal, devorando una serpiente, el escudo de armas de los Estados Unidos Mexicanos, no es más que la traducción fiel del Glifo arcaico que otrora designara a la Gran Tenochtitlan.

Aún en la cima de la Gloria, los antiguos Mexicanos nunca olvidaron que su metrópoli imponente y maravillosa, había sido establecida en los pantanos por una tribu humilde y subestimada.

Cierta leyenda muy antigua que se pierde en la noche de los siglos, refiere cómo los ancianos descubrieron con gran asombro, «Intollihtic Inacaihtic», «dentro del tular», «dentro del carrizal», ciertos vegetales y criaturas animales que el Dios HUITZILOPOCHTLI les había anunciado: el sauce blanco, la rana color de esmeralda y el pez blanco, etc.

Y los hombres jóvenes y las mujeres todas, y los ancianos y los niños, desbordantes de júbilo le siguieron a los pantanos, entre las plantas acuáticas y los carrizos y de pronto, algo insólito sucede, el asombro es general, descubren la señal prometida, el águila rebelde posada sobre el Nopal, en pleno festín macabro, tragándose una Serpiente.

Incuestionablemente, la Culebra devorada por el Águila, se convierte de hecho y por derecho propio en Serpiente emplumada.

«OMETECUHTLI», El Señor (EL ÁGUILA), y «OMECIHUATL», La Señora, (La Serpiente), se encuentran plenamente manifiestos en la «Serpiente Emplumada».

No está demás recordar que la Serpiente Emplumada es el resultado de trabajos conscientes y padecimientos voluntarios plenamente simbolizados con las espinas del Nopal.

Serpiente, Águila, Nopal, Piedra Filosofal, Agua del Gran Lago, extraordinarios basamentos esotéricos de la Gran Tenochtitlan.

Los humildes fundadores de la poderosa Civilización Solar, «México-Tenochtitlan», dedicaban la mayor parte de su precioso tiempo a la pesca y a la caza de aves acuáticas.

Sus armas eran la clásica red de todos los tiempos, tan necesaria para la pesca y el famoso lanzadardos tan indispensable para cazar aves en el lago.

Con infinita humildad, sencillez y pobreza, edificaron el templo a HUITZILOPOCHTLI, el real fundador de MEXICO-TENOCHTITLAN.

El «Ayauhcalli» o Primer Oratorio dedicado a Nuestro Divino Señor HUITZILOPOCHTLI, fue levantado un poco al Noreste de la actual Catedral Metropolitana y aproximadamente a trescientos metros, en idéntica dirección del Centro de la Plaza de la Constitución que hoy se llama Zócalo. Fue así como surgió la Gran TENOCHTITLAN, Centro maravilloso de una poderosa Civilización Serpentina.




3 comentarios:

clau dijo...

Desde México
TE EXTRAÑO!!!!!

LicCARPILAGO dijo...

esa tribu humilde y subestimada viajo al menos durante el tiempo de 3 generaciones y salio originalmente de un sitio llamado "Aztlán" que la tradicion ubica en algun lugar del estado de Sinaloa. Los Aztecas primigenios fueron quienes fundaron Tenochtitlan.

Los Tenochcas al ir conquistando a los pueblos vecinos y expendiendo el imperio en una demostracion egocentrica comenzaron a llamarla México-Tenochtitlan y a ellos mismos Mexicas (Meshicas).

De ahi que ahora, los de por este sitio del mundo, seamos Mexicanos que en el náuatl se pronuncia Meshicanos y en castellano solo Mejicanos


Ese oratorio a huitzilopochtli que mencionas al final, es solo una piedra cubica con algunos grabados que se encuentra en el interior del "museo de sitio del Templo Mayor" donde tambien fue encontrada la piedra de Coyoxauxtli
que actualmente se encuentra en el Museo de antropologia de la Cd de Mexico. En el otro extremo del zocalo frente a la catedral vieja esta un pequeño monumento que marca segun la tradicion el sitio exacto donde descubrieron el aguila sobre el nopal devorando a la serpiente.

saludos

ilse dijo...

Solo un comentario. No existe ninguna representación precuauhtémica del águila devorando una serpiente. Hay almennos dos monumentos: el teocalli de la guerra sagrada y un monolito en la antesala de la pripia sala mexica. hay también representaciones pictóricas como el mendocino y al menos una de las reproducciones del Durán.
la reproducción del äguila y la serpiente es un hibrido al menos posterior a 1550 y sin duda tiene influencia española, con fuertes simbilismos de origen cristiano