sábado, 8 de diciembre de 2007

LA FUERZA DEL VACIO

Tenemos el hábito de juntar objetos inútiles en este momento, creyendo que un día (no sabemos cuando) necesitaremos de ellos.

Tenemos el hábito de juntar dinero sólo para no gastarlo, pues pensamos que en el futuro podrá hacer falta.

Tenemos el hábito de guardar ropa, zapatos, muebles, utensilios domésticos y otras cosas del hogar que ya no usamos hace bastante tiempo.

Y dentro de nosotros?...Tenemos el hábito de guardar broncas, resentimientos, tristezas, miedos, etc. No hagamos eso. Es anti-prosperidad.

Es preciso crear un espacio, un vacío, para que las cosas nuevas lleguen a nuestra vida. Es preciso eliminar lo que es inútil en nosotros y en nuestra vida, para que la prosperidad venga. Es la fuerza de ese vacío que absorberá y atraerá todo lo que deseamos.

Mientras estamos material o emocionalmente cargados de cosas viejas e inútiles, no habrá espacio abierto para nuevas oportunidades. Los bienes precisan circular. Limpie los cajas, los baulies, los armarios, el cuarto del fondo, el garaje. Démos lo que no usamos más. La actitud de guardar un montón de cosas inútiles amarra nuestras vidas. No son los objetos guardados que estancan nuestra vida, sino el significado de la actitud de guardar.

Cuando se guarda, se considera la posibilidad de falta, de carencia. Es creer que mañana podrá faltar, y que no tendremos los medios de proveer a nuestras necesidades. Con esa postura, estamos enviando dos mensajes uno para nuestro cerebro y otro para nuestra vida:

1º... No confíamos en el mañana.

2º... Creemos que lo nuevo y lo mejor NO son para nosotros, ya que nos alegramos con guardar cosas viejas e inútiles.

Deshágamonos de lo que perdió el color y el brillo y dejemos entrar lo nuevo en nuestra casa... y dentro de nosotros.

El que quiere hacer algo....
busca un medio,
el que no quiere hacer nada...
encuentra una excusa.

2 comentarios:

Principe Mestizo dijo...

tremendomensaje baplum, tremendo mensaje

alyohara dijo...

a veces entro a mi habitacion y me emociona ver las cosas que con el tiempo y estuilo de consumista he acumulado pero realmente eso es vanal, si que debemos acumular son las buenas cosas intangibles que la vida nos da,
excelente.
besos mil desde mis luces...