sábado, 8 de septiembre de 2007

INFIDELIDAD FEMENINA


Es indudable que las costumbres, están cambiando con el tiempo. Años atrás hablar de infidelidad era algo que se entendía como propiedad única y exclusiva del hombre. Al mismo se lo consideraba, sexualmente hablando, "polígamo"; con mayor incidencia en las relaciones sexuales con varias mujeres; y estadísticamente hablando, el mismo no se involucra, no "se enamora" en sus relaciones sexuales extramatrimoniales en la "gran" mayoría de los casos.

La mujer en cambio, tendía a la "monogamia", a una sola vinculación sexual. Además hasta años atrás, el modelo sociocultural preponderante, para la sociedad, la cultura, la religión y la ley, era el "matrimonio" que "intenta" dirigir o regir nuestras relaciones sexuales. Y la mujer o se adaptaba; o permanecía dentro de esta tendencia. Toda la que se apartaba de esta "norma", la descontrolaba e interfería en su comportamiento y sentimientos. Es bueno agregar que la mujer, es más sentimiento, emocionalidad; la mujer "por lo general" se enamora en sus relacione sexuales de pareja o extrapareja.

Revolución Sexual Femenina

Pero hoy día muchos aspectos están cambiando en la conducta y comportamiento sexual de las mujeres; en el concepto de pareja; o matrimonio; y ello generalmente, sorprende sexual y psicológicamente a los hombres. Es lo que se denomina como "revolución sexual femenina" que viene como resultado de que la mujer haya adquirido "independencia reproductiva" con los métodos anticonceptivos. La mujer con este avance, hoy, puede decidir sus embarazos; económicamente; la mujer trabaja, puede sufragar sus gastos; social, pues el concepto de matrimonio, y la aceptación social del divorcio, han variado la posición de la mujer en la sociedad y ello redunda en la "independencia sexual"; la mujer puede elegir y decidir, el como, donde, cuando y con quien tener relaciones sexuales.

Todo ello ha cambiado bastante, las estadísticas en clínicas de consultas, muestran que en los últimos años acuden cada vez más personas o parejas por razones de infidelidad femenina.

De un porcentaje de tratamiento sobre este tópico, en el 30% las parejas o los hombres deciden separarse, pero un 70% intentan reconstruir su relación.

Cuales son las principales causas que han llevado a la mujer a la infidelidad.

Primero debemos recalcar que la mujer de hoy está más informada sobre los aspectos de su sexualidad. Se informa a través de los medios de comunicación, en sus conversaciones de grupo de mujeres; que existe el orgasmo femenino, que puede conseguirlo y como hacerlo. Se actualiza y muchas veces percibe o consulta y determina claramente que "no" es ella la causa de su falta de orgasmo o Anorgasmia, sino que la causa es secundaria a su persona.

Causas de Infidelidad Femenina Vs. Eyaculación Precoz

Entre las causas más frecuentes de infidelidad femenina surge con fuerza "La Eyaculación Precoz": en la eyaculación precoz el hombre no puede controlar su eyaculación para satisfacer a su pareja, y surge como una de las más importantes quejas femeninas. Sin equivocarnos podemos afirmar que un porcentaje importante de eyaculadores rápidos llega a la consulta cuando ya sus parejas le han sido infieles. En las mujeres de hombres con eyaculación precoz, la relación sexual es desagradable y la rechazan; muchas de ellas sufren secundariamente de otro problema, que es La Disfunción del Deseo Sexual.

Disfunción del Deseo Sexual

Disfunción del Deseo Sexual o Deseo Sexual Hipo-activo es otra razón por la cual la mujer busca satisfacer su sexualidad fuera de su contexto matrimonial o de pareja. La mujer, esta reclamando su satisfacción sexual de manera muy sutil y sumisa, debido a las grandes restricciones que aun existen en nuestras culturas y esta inquietud no parece preocupar, ni alarmar al hombre que la está escuchando.

Esto que he escrito en el párrafo anterior puede asombrar a cualquier hombre que le preste un poco de atención, lo que a veces nos ocurre a los hombres, circunstancia donde queremos ocultar nuestras debilidad y disfunciones machistas, pero es una realidad; muchas veces dramática. Pero los tiempos han cambiado y la conducta de las personas también.

En la población general son frecuentes las preocupaciones sobre la sexualidad y las disfunciones sexuales. Según estudios recientes:

· 30% de las mujeres entrevistadas carecían de interés por el sexo,
· 20% expresaron tener
relaciones sexuales no placenteras,
· 15% tenia
dolor con el coito (dispareunia),
· 50% refería
dificultad para excitarse,
· 50% tenia dificultades para lograr un
orgasmo y
· 25% eran incapaces de lograrlo.

A pesar de la importancia de estos aspectos en la salud de la mujer, muchas encuentran difícil expresar sus problemas sexuales a sus parejas y los médicos, y para muchos de estos, es incomodo hablar de los aspectos sexuales de sus pacientes, sin embargo, las encuestas revelan que la mayoría de las pacientes esperan que su medico sea capaz de ayudarles con los problemas relacionados con su sexualidad, y creen que es apropiado que se interrogue este aspecto.

La función sexual femenina tiene múltiples factores que la afectan:

Envejecimiento: Después de la menopausia el cese de la función ovárica presenta un efecto importante sobre la sexualidad femenina: disminución del deseo sexual y frecuencia del coito, reducción del tamaño de la vagina, adelgazamiento de las paredes y disminución de la elasticidad vaginal, disminución de la sensibilidad del clítoris, reducción del tono muscular del piso pélvico, menor producción de lubricación vaginal, tiempo mas prolongado para lograr la excitación, orgasmos menos intensos y en menor número y cambios sensitivos y anatómicos en senos.

Fármacos: Antihipertensivos, diuréticos, antidepresivos, antipsicóticos, anfetaminas, antihistamínicos, narcóticos, benzodiacepinas, alcohol, etc.

Enfermedades crónicas: hipertensión arterial, enfermedad isquemica cardiaca, enfermedades renales crónicas, diabetes mellitus, cáncer, trastornos neurológicos degenerativos, antecedentes de cirugías genitales, etc.

Ahora bien, también tenemos lo siguiente, la disfunción sexual femenina es la alteración que se produce en la relación sexual por uno o varios de los siguientes trastornos:

Trastornos del deseo sexual: Deseo sexual disminuido, inhibido o aversión sexual. Estas pacientes tienen poco interés por la estimulación sexual. Conservan su capacidad para excitarse sexualmente y lograr un orgasmo si su pareja la estimula adecuadamente. Este trastorno se desarrolla durante la edad adulta luego de un periodo de funcionamiento sexual adecuado. Es la disfunción sexual más frecuente y la más difícil de tratar. Las causas más frecuentes son:

· enfermedades medicas crónicas,
· fármacos,
· depresión,
· stress,
· envejecimiento,
· fármaco dependencia,
· alcoholismo,
· ortodoxia religiosa,
· alteraciones de personalidad,
· desviación sexual oculta,
· temor al embarazo,
· enfermedades de transmisión sexual,
· antecedente de abuso sexual,
· inexperiencia de uno o ambos compañeros, etc.

El tratamiento de estas pacientes requiere terapia individual para corregir la causa y consejo por terapeuta sexual.

Trastornos del orgasmo: La disfunción orgásmica femenina se caracteriza por el retraso persistente o recurrente del orgasmo o ausencia del mismo, después de una fase de excitación sexual normal que genera tensión y dificultades interpersonales. La falta de orgasmos o anorgasmia primaria (nunca han tenido un orgasmo) se presenta en un 5 a 10% de las mujeres y es mas frecuente que la anorgasmia secundaria o adquirida. La causa psicológica más frecuente de anorgasmia es la auto-observación durante la fase de excitación que se acompaña de ansiedad y pensamientos distractores, negativos o de baja autoestima. También son causas de anorgasmia problemas afectivos con la pareja, depresión, fármaco dependencia, enfermedades médicas crónicas, fármacos, trastornos neurológicos, etc. El tratamiento generalmente esta dirigido a controlar la causa subyacente y programas de ayuda con terapeuta sexual.

Trastornos por dolor: Dentro de las causas más frecuentes, tenemos el vaginismo y la dispareunia. Estas dos causas son susceptibles de tratamientos médicos por parte de los ginecólogos.

Vaginismo: es la contracción involuntaria, recurrente o persistente de los músculos del piso pélvico que rodean el tercio exterior de la vagina cuando se intenta penetración con el pene, un dedo, un tapón higiénico o un especulo. Es un reflejo involuntario que se desencadena por alguna de estas acciones reales o imaginarias. Puede ser global, cuando se presenta ante todo tipo de intento de penetración vaginal, o situacional, caso en el cual lo único que no puede realizar es el coito.

Muchas mujeres tienen deseo sexual normal, lubricación vaginal y orgasmos normales con la masturbación, pero son incapaces de efectuar el coito. Este trastorno es relativamente raro y afecto al 1% de las mujeres. Puede ser una reacción condicionada a una experiencia desagradable, como abuso sexual, exploraciones pélvicas dolorosas, inicio de relaciones sexuales traumáticas. Puede ocurrir de manera secundaria a ortodoxia religiosa, preocupaciones sobre la orientación sexual, miedo a la penetración, conceptos erróneos de su propia anatomía, miedo al dolor físico. Otras causas menos comunes son trastornos médicos, endometriosis, infecciones, himen imperforado. Como la causa del vaginismo suele ser psicofisiologica en la mayoría de los casos, estas pacientes no deben ser sometidas a intervenciones quirúrgicas para aumentar el tamaño del introito vaginal a menos que tengan alguna alteración anatómica que sea susceptible de corrección. El tratamiento del vaginismo tiene como objetivo eliminar el espasmo vaginal involuntario. Para esto se han diseñado las siguientes medidas:

· Ayudar a la paciente a familiarizarse con su anatomía y conocerla correctamente.
· Fisioterapia pélvica: utilizando técnicas de bio-rretroalimentación electroestimulación en los músculos vaginales para lograr la relajación de estos.

Dispareunia: Es dolor genital que ocurre antes, durante o después del coito en ausencia de vaginismo. Es la disfunción sexual más frecuente que atienden los ginecólogos y se estima que afecta al 60% de las mujeres durante toda su vida. Puede ser primaria (desde el inicio de las relaciones sexuales) o secundaria (aparición posterior). La experiencia repetida de dolor genital puede causar ansiedad, dificultades interpersonales y por ultimo evasión sexual. Las causas suelen clasificarse de acuerdo al sitio del dolor.

Superficial: Vulvo-vaginitis (que no es otra cosa que la inflamación, irritación, o la infección de los genitales externos), himen imperforado o rígido, malformaciones congénitas de la vagina, cicatrices de partos anteriores, atrofia vaginal posterior a menopausia, lubricación insuficiente.

Media: Vagina corta, alteraciones de la vejiga y la uretra, prolapsos genitales.

Profunda: Lubricación insuficiente, infección de genitales internos (EPI), tumores pélvicos, endometriosis, útero en retroversión, miomatosis uterina, colon irritable, espasmos músculos pélvicos El tratamiento consiste en el diagnostico adecuado de la causa y el manejo de esta. Para las pacientes con alteraciones de los músculos del piso pélvico que produzcan dispareunia, la fisioterapia pélvica es una opción poco invasiva y sin efectos colaterales que puede aliviar los síntomas asociados con esto.

Disfunción Eréctil

Otra importante causa de infidelidad femenina es la Disfunción Eréctil; los problemas de erección que impiden la satisfacción orgásmica de la mujer.

La "Liberación Femenina" es eje de cambios sociales, políticos y sexuales y evoluciona permanentemente; ello trae modificaciones, en la estabilidad de la pareja. La mujer está liberada económicamente y sexualmente, se ha convertido en eje de la economía de su hogar. Las nuevas leyes y conceptos del divorcio, del aborto, de nuevos casamientos, conlleva a la liberación legal social y sexual de la mujer.

El concepto de matrimonio y familia también ha variado. Los fines, roles y protagonismos, de los integrantes de la pareja, son diferentes. Estas nuevas concepciones traen por estadística mayores infidelidades y divorcios.

Autoestima Sexual

Un elemento importante en esta problemática constituye "la autoestima" de la mujer, que afecta su sexualidad; y a la inversa, la sexualidad negativa afecta la autoestima. Una sexualidad positiva es euforizante, porque se liberan sustancias cerebrales, que nos hacen sentir bien; y cuando es negativa, la mujer está descontenta; y está deprimida; y recordemos que el ser humano busca euforia, el placer y evita el displacer.

Ambos sexos, hombres y mujeres sufren extraordinariamente, frente a la infidelidad. Pero pareciera que la mujer está mas preparada histórica y culturalmente para enfrentarla y superarla; además el acto sexual es mas pasivo para la mujer. En cambio en el acto sexual; la erección deber ser "lograda", por el hombre. A diario estamos observando en nuestra experiencia que a pesar de la ayuda terapéutica con que cuenta la sexología clínica; el hombre "logra su erección" pero en el momento de la penetración, el recuerdo de las imágenes que surgen en su mente, frente a lo ocurrido, en la infidelidad de su pareja; produce una caída en su erección que complica la penetración, y ello es todo un desafío para nuestro quehacer terapéutico.

Y para terminar es bueno y oportuno citar para completar la información; que estudios de ADN y de Psicólogos de la Universidad de Seattle en Washington, mencionan que a muchas personas de ambos sexos, les es muy difícil mantener la monogamia por razones genéticas.

Dr. Oscar Sapena Pastor – Sexólogo Clínico
Dr. Francisco Javier Molina Torres, M. D., G. O. rehabilitación piso pélvico.

5 comentarios:

Nadia dijo...

Si he notado que en gran parte los problemas de pareja y la infidelidad se debe a problemas con el sexo. Aunque tambien cuando se esta en crisis la pareja de por si se aleja y deja el sexo de ser una prioridad algo que hace que muchos busquen por otros lados

megamonchy dijo...

Antes a los hombres le decian Mujeriego, ahora hay mujeres Hombreriegas.

R.E.L. dijo...

Buena información!!!! Muchas Gracias!

Anónimo dijo...

Estoy muy de acuerdo con que una infidelidad te ayuda a aumentar la confianza en ti misma. Muy bueno.

Baplun dijo...

Gracias por tu visita querida amiga anonima, ojala y leas mi agradecimiento a tu visita y que sobre todo y mas aun que estes de acuerdo con algo de lo que publico por aqui, me gustaria, si es posible que conversemos y debatamos mas aun este siempre y controverscial tema que enfrenta los generos.

cuidate muxo y gracias nuevamente por pasar por mi humilde espacio.