viernes, 17 de agosto de 2007

PLACER

Placer es una sensación o sentimiento agradable o eufórico, que en su forma natural se manifiesta cuando se satisface plenamente alguna necesidad del organismo.

Hay muchos tipos de placer o satisfacción:

El placer físico, que deriva de disfrutar condiciones saludables (relaciones sexuales, ingestión de platos suculentos de comida, por ejemplo) y de disfrutar de los sentidos.

El placer estético, que mana de la contemplación y disfrute de la belleza que consiste en el equilibrio perfecto entre lo ideal y la realidad.

El placer intelectual, que nace al ampliar nuestros conocimientos y arrancar secretos a lo desconocido para de esta manera poder descubrir y satisfacer nuestras necesidades espirituales y materiales y hacer más libre y consciente nuestro actuar enriqueciéndonos espiritualmente.

El placer lúdico, que deriva de la práctica de cualquier tipo de juego y se encuentra en la raíz del placer intelectual.

El placer emotivo, o emocional, que deriva de compartir el amor y el afecto de la familia, de entablar y sostener amistad con los iguales y sentirse aceptado por los semejantes.

La contemplación, participación y goce de lo insólito y desconocido es también una fuente de placer, por ejemplo cuando se trata de espectáculos: fuegos artificiales, una hermosa escultura, un precioso edificio-arquitectura, un paseo por un paraje natural majestuoso, un viaje a un lugar desconocido, la lectura de un libro nuevo o una relectura agradable, etcétera.

El filósofo griego Epicuro puso la finalidad de la filosofía en lograr un placer equilibrado en todas sus formas en esta vida, no sólo físico, sino intelectual y emocional, y su filosofía, propia de la mentalidad mediterránea, tuvo numerosos adeptos en el ámbito pagano antes de la llegada del Cristianismo, que puso el placer en el otro mundo.

Hay distintos tipos de placer físico: gastronómico, el producido por el tacto mediante masaje; el sexual en sus diversas manifestaciones; el deportivo etcétera. Lo griegos aconsejaban un placer moderado y consideraban un vicio pernicioso cualquier placer inmoderado.

El placer psíquico deriva de la imaginación, el recuerdo, el humor, la alegría, la comprensión y los sentimientos de equilibrio, paz y serenidad, que granjean la llamada felicidad. El mero pensamiento puede llegar a sentirse dichoso sólo con la imaginación de lo bueno que no se posee ni se disfruta en ese momento. El placer "psíquico" es definido por Platón como el mayor, y abarca también todos los placeres mentales causados al percibir cultura o arte, o al crear.

Generalmente los conceptos de placer y dolor son opuestos, se supone que si hay placer no puede haber dolor e inversamente. Pero también es un hecho establecido y el cual es considerado inmoral, que se puede llegar a sentir placer haciendo daño a otra persona sadismo o contemplando como sufre (lo que los alemanes denominan con la palabra schadenfreude); inversamente, se puede obtener placer al sentir dolor en el caso del masoquismo.

También es sabido que cuando se produce dolor, en mayor o menor medida se producen endorfinas que contrarrestan parte del dolor, en algún caso completamente. Por otra parte, el abuso reiterado de los placeres puede alienar, exclusivizar y mecanizar la conciencia humana causando diversos trastornos compulsivos de la conducta, como la ludopatía o la drogodependencia, el alcoholismo, la o la ingesta compulsiva.

Desde el punto de vista de la biología, algunas sustancias que genera el cuerpo durante el placer son:

En ocasiones, el individuo puede haberse acostumbrado a este tipo de sustancias generadas de forma natural, el cerebro ha creado enlaces neurales que provocan en el individuo una merma en el impacto de la sensación placentera (por esta razón las sensaciones placenteras son más impactantes cuando son novedosas, el cerebro aun no las ha procesado). En consecuencia, el objetivo perseguido no es satisfecho, generando frustración y/o deseo, justo el efecto contrario al buscado.

El placer suele relacionarse con:

Lo contrario al placer o el desagrado se suele relacionar con:


http://es.wikipedia.org/wiki/Placer

2 comentarios:

megamonchy dijo...

Muy buena descripcion del placer, pues uno generalmente lo asocia solo al gusto por algun alimento o al sexual.

baplun dijo...

el places tiene una relacion que en solo se da en nuestro cerebro, por eso decidi iniciar este tema con esta definicion de placer, aunque no te lo voy a negar, mi intencion era ver cual era la reaccion de mis visitantes, pero realmente me agrada la chispa que has aportado, sobre el sexo.