lunes, 19 de mayo de 2008

SENTIR POR NOSOTROS O POR OTROS

Se tarda mucho o mejor debo decir, Tardé mucho tiempo no solo en entender esto, sino en asumirlo. Porque a veces damos demasiado y esperamos que los demás hagan lo mismo. Porque a veces damos tanto que creemos que lo normal es poder recibir lo mismo.

Pero uno tiene que dar, hacer, decir y actuar, sin esperar nada a cambio. Cada uno toma sus decisiones y actúa, a veces sin pensar en las consecuencias, aunque luego otras veces nos lastime.

Puede parecer triste, quizá pueda serlo en parte, pero es una forma sana de entender que los demás tienen sus propios caminos, sus propias maneras de ver y entender las cosas, o simplemente su manera de no darse cuenta y puede no gustarnos pero, no podemos cambiar a los demás, solo tomar las cosas cómo son.

Cada persona actúa en base a las cosas que juzga o ha pensado, y no siempre responden de la misma manera que nosotros, es imposible, si sucede, seria una gran casualidad, tampoco podemos esperar que ese alguien que nos interesa, pueda actuar de la misma forma en que nosotros actuaríamos en su lugar, ni del mismo modo en que, en ocasiones similares, nosotros hemos actuado con ellos.

Lo que he escrito en el párrafo anterior, tal vez pudiera estar algo confuso pero creo que se entiende, lo siento es que cuando me entusiasmo con un tema me surgen tantas ideas que, hasta yo mismo me enredo al escribirlas.

Creo que no podemos esperar que los demás actúen con nosotros, como nosotros lo hacemos con ellos. Aunque a veces sería lo más razonable, lo más ansiado, lo más anhelado. Pero no siempre ocurre así.

No tenemos derecho a esperar de los demás, lo que nosotros no hemos ofrecido. Siempre nos sentimos atraídos por la idea de esperar o reclamar que nos tengan paciencia, pero no tenemos paciencia con los demás; esperamos y pedimos que nos comprendan, pero no nos preocupamos por ser comprensivos con los demás; esperamos que nos perdonen, pero no estamos dispuestos a perdonar. Demos el ejemplo, demos nosotros el primer paso.

11 comentarios:

ALAS DE MI LIBERTAD dijo...

La verdad que lo ideal es dar incondicionalmente,pero el ser humano necesita tambien recibir,en una relacion siempre el que da mas es el que mas molesto se siente,dar naturalmente pero recibir tambien.besos

M.M. dijo...

Cada ser humano es un propio universo, con todas sus acciones, sus desarrollos, sus observaciones y sus reacciones. Claro que nos gustaría que todo el mundo pensara, actuara y soñara como nosotros. Pero es imposible. En cuanto al perdón, estoy totalmente de acuerdo contigo, hay que dar perdón para poder esperar alguito de eso. Pero siempre teniendo en cuenta que no debemos esperar acciones como correspondencia a nuestros actos. No todo el mundo mira por la lupa que tenemos en nuestros maletines.

Un abrazo.

kukilin dijo...

Es verdad que no es bueno esperar nada a cambio de lo que nosotros entregamos.
Es verdad que no siempre responden de la misma manera que nosotros. Pero es de buen nacido ser agradecido.
Abrazos♥

Carolin dijo...

Como me encanta lo que escribes, es una gran realidad. En mi caso prefiero dar que recibir porque lo cierto es que aprendo mucho más, aunque suene raro.

Baplun dijo...

Gracias mis queridas amigas, gracias por sus visitas, es la medicina que indudablemente motiva a seguir produciendo este tipo de narrativas o publicaciones; Estoy que no me lo creo, pero entiendo que si ustedes toman parte de su tiempo para estar un ratito en mi humilde blog, es porque lo estoy haciendo bien, o es mejor decir, que lo estoy haciendo casi igual que ustedes.

Gracias de todo corazon y espero que siempre y cuando puedan no me dejen solo, que su presencia es lo mas importante para mi, sus comentarios me hacen esforzarme mas y ser mejor.

Cuidense mucho. Bye.

Abejitas dijo...

Llegamos a ti a través de alas de libertad.

Nos ha encantado tu reflexión y estamos de acuerdo con ella.

Aleteos!

ALAS DE MI LIBERTAD dijo...

GRACIAS POR TUS HERMOSAS PALABRAS,PASATE POR MI BLOG Y RECOGE UN REGALITO

ALAS DE MI LIBERTAD dijo...

no me he equibocado en darte el premio a la brillantes,porque ya por ti solo brillas,me gusta la manera en la cual escribes,tienes una humildad que pocos tenemos,a mi particularmente me gusta lo que escribes y no tienes que aprender de nadie,tus escritos son muy lidos y sabes porque? porque salen de ti de tu corazon,y simplemente son bellos porque son tuyos,sigue escribiendo hermano,porque te siento asi,como a ese hermano que perdi,en ti lo he buelto a recuperar,espero no te moleste si te digo hermano ,hermano de mi alma,sigue ,sigue adelante con tu blog,porque igual que a mi tambien hay personas que le guta leerte,te quiero y te mereces ese premio,un besote muy grande

LicCARPILAGO dijo...

La aprehensión, un gran defecto innato del ser humano.

la esperanza "social" basificada por el seno de la cultura provoca la profundización de lo aprehensivo del ser humano. al final simplemente son sentimientos y siempre subjetivos.

pero si... justo ayer cambiando de canal en la TV me detuve en un programa se índole esotérica que decia: Pide al universo con vehemncia lo que realmente deseas y tarde o temprano te sera concedido. Bonita frase.

La esperanza nunca muere.

Da lo que quieras -esperanzadamente- recibir.

saludos

ALAS DE MI LIBERTAD dijo...

Donde andas chiquillo solo paso a dejarte mis mimitos,besos

M.M. dijo...

Aquí estoy mi querido Jorge, y claro que lo estás haciendo muy bien. Tus posts son imperdibles.

Un abrazo fuerte.

Maya