miércoles, 31 de octubre de 2007

!QUE SUERTE UN PEDACITO MAS!


Hay circunstancias en donde ocurren cosas sin estar esperándolas, por ejemplo:
  • a veces vamos caminando y nos encontramos algo de dinero.
  • a veces llegamos a un lugar y encontramos un estacionamiento cerca de la entrada.
  • a veces llegamos a una oficina a hacer una diligencia y casi no hay o simplemente no hay nadie en la fila, y zaaasss, solo nosotros.
Pero lo mejor de todo es que sin proponérselo el gobierno, tiene en Santo Domingo, perdón, no en Santo Domingo, si no el país entero convertido en una Venecia chiquita, con toda estas lagunas artificiales, canales entre la ciudad, y ríos que fluyen como si estuvieran en su lugar natural.

Ya tenemos un pedacito de china, con todo y su barrio.

Ya tenemos un pedacito o un New York chiquito, con sus grandes, inmensas, grandiosas y caras plazas o centros comerciales.

Ya tenemos pedacito o una copia de Bervely Hills, nuestras avenidas, calles y parques con sus bancos, adornados con sus palmas inmensas y frondosas.

Tenemos de todo.

Pero ahora tenemos un pedacito o una Venecia chiquita, que con toda estas lluvias, se ha formado solo en unos días de aguaceros; es inconcebible que el gobierno no haya localizado y drenado los puntos críticos donde se forman inundaciones en la ciudad.

Ese es nuestro bello país, con sus errores y sus políticos donde solo saben culpar a los gobiernos y gobernantes pasados por las situaciones que ocurren y no saben hacer acciones preventivas, si no que prefieren hacer acciones populistas de auxilio. Aquí con la desgracia del otro se hace buen negocio, ahora serán vistos los candidatos de todos los partidos compartiendo el dolor de los infelices durante el día frente a las cámaras con fotos, vídeos, etc., pero en la noche olvidandose del lodo, la insalubridad, los mosquitos, la falta de alimentos, la falta de un techo y el hambre.

Pero este es nuestro bello país, donde los que no tienen nada, levantan en brazos a quien les promentes lo que ellos sueñan y desean que les cumplan, pero donde todo queda en eso, en sueños y promesas, situaciones tan lamentables como esas que esperan 1 año para las elecciones presidenciales o 4 y algo para las elecciones congrecionales o municipales, este es mi país, donde por un pica pollo y un pote de romo, se le vende el alma y conciencia al mejor postor.

Pero este es mi país, donde se invierte mas en elecciones y contrucción de obras no prioritarias que en educación, algo sin sentido pero es así, este es mi país, y lo mejor de todo es que lo quiero, lo quiero tanto que nunca he tenido pasaporte y no tengo intencion de irme de él.

3 comentarios:

MAYA dijo...

Hay amigo, uno jamás podrá dejar de querer su país, a los que debemos mirar de reojo son a nuestros políticos y gobernantes que a veces tienen unas prioridades que uno no entiende, cuando hay otros asuntos más importantes que atender. En todos los países ded américa latina sufrimos de estas actitudes inconcientes. Esperemos que en algún momento cambien, las cosas.

Que tengs un buen fin de semana y nos estamos leyendo.

Un beso,

Maya

Gigi German dijo...

Esto ha sido una catastrofe, ahora a ver como podemos entre todos levantar nuestra bella isla, sacarla de ese mar de problemas que se le han venido encima.

Un besito Tan Bonito

Principe Mestizo dijo...

hay que ayudar, con lo que uno pueda y no quedarse indiferente ante tanto dolor, buen post baplum