martes, 26 de junio de 2012

CON NADA SE HACE MUCHO




Sorpresa es la definición de cuando ocurre algo inesperado, es cuando sucede un hecho que solo en nuestra mente, pensamos, que solo en nuestra mente soñamos, es ver convertirse en realidad una ilusión, una idea, un pensamiento.

Sabiendo que las sorpresas son hechos pensados, soñados pero no esperados, mas satisfacción nos da cuando esos hechos ocurren o son cómplice de su accionar, personas queridas por nosotros, cuando las personas que conocemos se involucran en una empresa con la intensión  de convertir en realidad lo que otros sueñan, realmente es un sentimiento maravilloso, claro esta, que cuando la sorpresa es buena puesto que sabemos que hay sorpresas desagradables y que no quisiéramos nunca que nos pasen u ocurran.

Volviendo al tema central que es las sorpresas buenas, las que llenan nuestra alma, nuestro espiritud, nuestra alegría, nuestra fe, me atreverse a enumerar sorpresas que son lindas y que no cuestan nada hacer que sucedan.

  • saludar con el nombre a una persona, sin usar apodos.
  • decir que sentimos por esa persona
  • conspirar con otros para hacer feliz a una persona en una fecha especia
  • prestar atención mientras esa otra persona habla
  • ayudar a otros en oficios pesados, en oficios ligeros, 
  • demostrar atención y que estamos pendiente de lo que le sucede a los demás
  • hacer que nuestra compañía sea deseada por que hacemos el momento feliz
  • despedirnos con el mismo cariño que nos encontramos
  • evitar hablar mal de nadie
  • demostrar que lo importante no es el lugar para hablar, lo importante es esa persona para hablar
Estos son tips que he comprobado son buenos para hacer bien a los demás, los hago porque a mi con pequeños detalles como estos antes descritos me hacen la vida feliz.