martes, 13 de noviembre de 2007

¿FINGIR O NO FINGIR?, EH AHÍ EL DILEMA.


Ellas
A pesar de que estamos en el siglo 21, a algunas mujeres se les hace difícil aún expresar libremente sus necesidades y deseos sexuales. Suelen desconocer el funcionamiento de su propio cuerpo y del cuerpo de su pareja.

Atrapadas entre la mujer “tradicional” y la mujer “moderna”, no pueden separar qué es lo correcto de lo que los hombres esperan de ellas, sexualmente hablando.

Algunos hombres no se preocupan por averiguar los gustos de sus parejas o por estimularlas suficientemente para que alcancen el orgasmo. Dan por sentado que si ellos lo lograron, ellas también. Y estas mujeres no les aclaran que no fue así.

Algunas de estas mujeres se deprecian a sí mismas por no sentir el placer que se espera de ellas, se avergüenzan, se culpan, y deciden fingir.

Esa decisión, fingir su orgasmo, las alivia momentáneamente, ya que no quedan “mal” ante su pareja. Sin embargo, con esa decisión se están impidiendo a sí mismas el poder realmente alcanzarlo.

El orgasmo femenino se aprende. Para hacerlo es necesario que la mujer sepa diferenciar sus diversas sensaciones genitales y qué tipo de estímulo, con qué ritmo e intensidad necesita específicamente.

La mujer que finge, no confía en su pareja. La confianza es indispensable para poder transmitir su especificidad personal. Así, el orgasmo empezará a llegar espontáneamente.

Además, es importante tener en cuenta que una vez que comenzó la mentira se suman dos problemas: no alcanzar el orgasmo y el haber sostenido un engaño -muchas veces durante años.

Ellos
La respuesta sexual -tanto en varones como en mujeres- se compone por tres fases básicas:
  • el deseo,
  • la excitación, y
  • el orgasmo.

En ese sentido, a diferencia de la mujer, el hombre está apresado por su particular anatomía. Ahora bien tratare de mostrar de acuerdo a lo que he aprendido las posibilidades paso a paso:

En cuanto al deseo, como es básicamente emocional, la mujer no puede controlar si su pareja la desea o no, aunque actúe como que sí. En esta fase el hombre puede fingir. Sin embargo, aquellas mujeres sensibles y preocupadas por conocer a sus compañeros podrían llegar a notar pequeñas o grandes diferencias entre unas actitudes y otras.

La excitación es el punto de nosotros los hombres, ya que se produce un mecanismo fisiológico que lo pone en evidencia, el pene se erecta o no. En esta fase el hombre no puede fingir. Esto no significa que necesariamente ese hombre no tenga deseo; las posibilidades de no tener erección se deben a otros factores que seria bueno explicarlo en otra oportunidad.

El orgasmo masculino también es posible de ser fingido. Normalmente los hombres llegan al orgasmo sin dificultades, aunque resaltar que esto no significa que haya sido realmente placentero. Sin embargo, un reducido número de hombres padecen de una disfunción que les impide alcanzar el orgasmo o lo retarda mucho.

Podríamos pensar que estos hombres, avergonzados por no cumplir con lo que se espera de ellos, finjan que lo lograron. En estos casos la actitud femenina de querer percibir o no la realidad de ese encuentro sexual puede hacer que ella se dé cuenta como que no.

En última instancia, el centro fundamental de la compatibilidad sexual de una pareja está dado por la comunicación. Poder compartir con la pareja los gustos y deseos así como los problemas y sufrimientos, los une y les da la posibilidad de resolver los conflictos.

Una dificultad sexual no es vergonzante, sólo requiere de la toma de conciencia personal, de la comprensión y colaboración de la pareja y del querer realmente solucionarlo pidiendo ayuda al especialista.

FINGIR PARALIZA. NO FINGIR LIBERA.

7 comentarios:

Gigi German dijo...

Debe ser duro Baplún tener que fingir para no herir a tu pareja y no sentirte mal tú mismo (aunque al final ese es el resultado de fingir).

Yo soy fiel partidaria de la comunicación, de que las cosas hay que discutirlas, que buscarle solución, si es preciso medico-sicologica.

Fingir no es la solución, como bien dices, no fingir libera.

Un besito de piquito tan bonito :)

Carolin dijo...

En la confianza esta la clave del éxito en una relación. Muchas veces por temor o por creer ser rechazados le ocultamos cosas a nuestra pareja. Pero si realmente esa persona nos importa se debe abrir el dialogo para no solamente entender sino comprender y ayudar.

Siempre con temas tan interesantes mi querido baplun, un abrazo.

El CaciQue dijo...

Interesante.
Comunicacion es lo que debe de reinar en toda relacion.
El fingir conlleva muchos problemas y descpnfianzas.

Tina Marie dijo...

Me parece un sabio post este. De todo lo que has dicho y concuerdo, me quedo con esta frase:

"Atrapadas entre la mujer “tradicional” y la mujer “moderna”"

Una disculpa por no haberte visitado antes pero realmente no tengo ni un minuto libre.
Saludos.

Baplun dijo...

Gigi, que decirte, fingir es un mal que esta entre las venas de los seres humanos, y fingir satisfacción en el sexo, pues es algo que no entiendo, ya que si probamos algo que no es de nuestro agrado, pues no lo seguimos comiendo, pero en el sexo nos quedamos callado.

Te adoro, te extraño, te mando besos y muchos, eres mi rubia predilecta. Cuídate mucho. Bye.

Caroline, halagado estoy con tu visita, y comparto totalmente tu comentario, el temor al rechazo es lo que nos motiva, tal vez a fingir.

Caroline no te pierdas tu visita es un honor que no se tiene todos los días. Cuídate mucho. Bye.

Cacique, jefe indio, bienvenido a este humilde blog, su visita es bienvenida y le agradezco su interés en este tema que publique con la intención de provocar en ustedes comentarios que me nutren. Y sobre la desconfianza, mal este que es maldito pero lamentablemente es provocada por la falta de comunicación, ojala aprendamos a ser más abiertos y comunicativos. Cuídese, bye.

Tina, mi querida Tina, mi reina Tina, hoy si es verdad que no me lo creo, tu visita por aquí, por mi humilde aposento, por mi humilde blog, cada imagen, cada letra y cada color que en el esta se sienten halagados y honrados con tu inmensa presencia aquí, y esa frase que tu destacas sobre la mujer tradicional y la mujer moderna es algo que aun es difícil de colocar la diferencia en la mente de muchas damas de nuestra sociedades. Insisto que cuando las personas aprendan a lidiar cada quien con sus problemas internos y solucionarlos, no habrá perspectiva de solución a los problemas que tienen con los que le rodean a cada quien.

Mi niña, cuídate y Gracias por tu visita. Bye.

Bεtzåida dijo...

Muy interesante post..

Un saludo!

kukilin dijo...

La inmensa mayoría de las mujeres confiesan que siempre han fingido un orgasmo, ya sea por complacer a su pareja, porque en esos momentos no desea consumar el acto ó porque no consigue llegar al orgasmo.
No es tan fácil que el hombre esté dispuesto a comprender a la mujer, a ella le cuesta hablar abiertamente del tema y cuando al final se decide, no siempre es entendida ó se agrava la situación de pareja.
¡MUY buen tema¡